domingo, 4 de julio de 2010

Y al tercer día, tercer sueño.

Todo está al revés. Ayer, antes de ayer, siento que tengo una vida nueva y no por ello mejor. Permite que te escriba a ti, silencio.

¿Dónde puedo llegar despierto ahora que recuerdo lo que he soñado?

Guardo el miedo para quedarme solo.

No voy a fingir ser frágil por un simple aviso de mi mente.

Soledad, haz de mí todo lo que quieras para cambiarme.

Esta nueva máscara de colores oscuros no conjuga con mi pasado.

Y mientras, todo pasa sin siquiera acordarse de mis pasos.

Me he estrellado de cabeza y he traído a alguien conmigo. Buscando ilusiones encontré un muro, respiré un aire demasiado pesado. Cambiaré, me perderé en ilusiones y esperaré hasta que alguien encuentre las mías. Confío en que las heridas no lleguen a las ondas hertzianas.

Me siento un poco venir, morir, alejarme de tu mundo, morder.

Ora che sento il mondo, e piu forte il vento mentre salgo su. Mi sbaglieró, non lo so, ma scusa se non piango.



Si me acuerdo de cómo volar, nunca volveré a tirarme con alguien al vacío.

2 comentarios:

LadyLuna dijo...

A veces la mente nos hace pensar más de la cuenta, tanto, que nos olvidamos de "vivir", de disfrutar de cosas que, de otro modo, nos harían felices.

Cuando tomas a alguien de tu mano y echas a andar, si te tiras al vacío aunque la sueltes antes de saltar a él, esa persona cae contigo. Por ello, si coges su mano, sigue por tierra firme. No tengas miedo de los caminos que puedas encontrarte, siempre será mejor que echarlo todo a perder por miedo o "cobardía", tirarse a un vacío donde nadie es bien recibido. Al fin y al cabo, los miedos están solo para ser superados y hacernos crecer con cada nueva experiencia, y quien no arriesga, no gana ¿no?

Creo que... no deberías encerrarte en ti mismo. Todos nos caemos, pero levantarse acompañado es mejor que sólo.

Un saludín :)

Juan A. Pérez dijo...

Nunca había tenido a alguien que me respondiese a las entradas. Todo parece como menos real cuando leo tus reflexiones.

Siento decirte que en ese sentido, me quedaré con mi lado negativo a la hora de escribir. Será que soy un obseso del lado oscuro de mi teclado. ;)